Impedir que os obstruyan las cerraduras

Las obstrucciones de cerraduras son los inconvenientes más comunes a los que se tienen que enfrentar los cerrajeros, ya que, las personas esperan a que se atasquen totalmente para llamar a un profesional. Tomad las siguientes recomendaciones de cerrajeros Las Rozas Europolis para que evitéis las obstrucciones y atascos de vuestras cerraduras, para que os evitéis problemas mayores y dolores de cabeza.

Las obstrucciones de cerraduras se pueden evitar

Las probabilidades de obstrucción aumentan con las cerraduras de poco uso, por lo que tenéis que tener eso en cuenta, tendréis que estar más pendiente de las cerraduras que no uséis para que no os pasen estos problemas, pero eso no implica que vuestra cerradura habitual no os atasque, ya que ninguna cerradura es anti obstrucción o anti atascamiento.

Lubricad las llaves y las cerraduras

Cuando empezáis a experimentar problemas al abrir vuestra puerta, es una razón por la cual va a comenzar a obstruirse, por lo que debéis lubricar la cerradura y las llaves, si hacéis esto, ya no podrán obstruirse y volveréis a meter y a sacar la llave con normalidad y facilidad.

La lubricación es lo más fácil, solo tenéis que coger una brocha pequeña o un pincel, ponedle un poco de lubricante y empieza a echárselo a las cerradura y a la llave, en sus partes que se tocan ambas, debéis meter la llave e ir moviéndola para que el lubricante haga su trabajo con los elementos internos de la cerradura, hay aerosoles que hacen este trabajo, pero tenéis que usarlos con cuidado, ya que podéis dañar vuestra puerta.

Debéis usar parafina

Debéis tener agua caliente primero, meted la llave en agua caliente e inmediatamente después meted la llave en la parafina, cuando esté impregnada de parafina, meted la llave en la cerradura, como la parafina es lubricante, la cerradura debería funcionar con normalidad, ayuda a evitar obstrucciones, e incluso también si tenéis un atasco difícil, la parafina resolverá este percance.

Usad la punta del lápiz

Este método debéis aplicarlo siempre y cuando no tengáis un atasco completo, sino que nada más la obstrucción está en su fase inicial, debéis impregnar los dientes de la llave con la punta del lápiz, en otras palabras, debéis “pintarlos” y debéis introducir dicha llave en la cerradura, el problema debería de solucionarse, por si no lo sabías, la mina del lápiz actúa como lubricante también.

Última opción, bajar la cerradura de vuestra puerta

Os digo que es la última opción, puesto que, si no os queréis arriesgaros a quedar por fuera de la casa si la cerradura se atasca, quitad la cerradura de la puerta. No es recomendable ya que, literalmente, os vais a quedar sin cerradura, es decir, la puerta va a quedar siempre abierta, por lo que cualquier individuo va a poder entrar y salir sin problemas de vuestra casa, y hablamos de los delincuentes, dejándola totalmente vulnerable, por eso es la última opción que podéis hacer por vosotros mismos, si no pensáis más que esta opción, de plano, nunca lo hagáis.

Llamad al cerrajero o la empresa de cerrajería en la que confiáis

Es inevitable en este caso, si no queréis quedarte en la calle por un atasco grave de vuestra cerradura, o si no queréis que os roben por bajar la cerradura por completo y decidisteis dejar la puerta y vuestra casa a merced de todo el mundo, incluso a los ladrones. Si tardáis en mandar a reparar vuestra cerradura, no tardaran en identificaros como blanco fácil, sobre todo si los criminales ven en el vecindario una única puerta que está siempre abierta, o si su “sistema” de seguridad de cierre son un par de alambres.

La solución óptima es que llaméis al cerrajero, este no solo os solucionará el problema, os arreglará la cerradura, os va a traer de nuevo la confianza, la tranquilidad y la paz mental vuestra y la de vuestra familia.

Si hacen un buen diagnóstico, el cerrajero ya irá a vuestra casa con todos los materiales y equipos para dejaros la cerradura reparada y totalmente funcional, hará los cambios de piezas, os limpiará y hará el mantenimiento necesario y problema resuelto, tenéis vuestra cerradura, le pagáis al cerrajero y todos felices, en cambio, si la cosa es que tenéis que reemplazar la cerradura completa, estos profesionales os dirán cuál es la mejor y la que se adapta a vuestras necesidades.

Puede ser que vuestra cerradura es vieja y ya habéis comprado el reemplazo, insistimos en lo mismo: llamad al cerrajero, él os pondrá la nueva cerradura y no os tenéis que preocupar ni en gastos, porque cobra lo justo y tampoco os preocuparéis en vuestra seguridad, es más, si ya hicisteis esta inversión en una cerradura nueva, podréis combinar dos elementos de seguridad, como un cerrajero o una cerradura invisible, tampoco una puerta acorazada estaría mal, ya os pasó una vez, la cerradura se dañó y no pasó a mayores, puede que una segunda vez no ocurra lo mismo.

Como impedir ser víctima de la técnica del bumping

El “bumping” es una técnica que la utilizan los ladrones para forzar y abrir cerraduras, es bien sabido por todos que este es el método preferido por los criminales para robar casas, para impedir que os roben con esta técnica debéis conocer cómo evitarla, así que seguid leyendo el articulo del cerrajero Las Rozas y que no os agarren descuidados.

La técnica del “bumping”

Cuando sepáis que es esto, entenderás de muchas cosas de las cerraduras, de los cerrojos y de la seguridad en general, es por ello que es importante que tengáis presente las medidas de seguridad para prevenir robos.

Es una técnica o método que los cerrajeros antiguamente empleaban para abrir las cerraduras de las puertas, también es conocida como el método de choque o de los golpes. Para hacer el bumping, se introduce una llave, preferiblemente maestra, en la cerradura, se le da golpes a la llave con un martillo o algún otro objeto o herramienta contundente hasta que los cilindros son forzados a moverse hasta su posición de apertura y esto hace que se abra la puerta.

Hasta hace unos pocos años, este método sólo lo hacían los cerrajeros, hasta que los criminales de algún modo que desconocemos hasta el día de hoy, conocieron la técnica y ahora la usan a diario, notaron la facilidad con la que se forzaban las cerraduras y abrían las puertas, por lo que ahora pasó a ser técnica de cerrajeros, a ser técnica de ladrones, es por esto que los avances tecnológicos han sacado al mercado las cerraduras que contrarrestan esta técnica, haciendo que cada día más y más personas adquieran estas cerraduras y las cambian en sus casas.

Todo lo que necesitáis saber sobre el bumping

Os hemos señalado anteriormente, antes, cuando por desgracia perdíais vuestras llaves u os las robaban, los cerrajeros os abrían vuestra puerta con ésta técnica y no había problemas, pero, a inicios del nuevo mileno, de este siglo XXI esta técnica pasó al bando equivocado, por lo que se fueron incrementando los robos, el internet no ha contribuido positivamente en este factor, ya que hay hasta tutoriales acerca de cómo hacer bumping y las llaves que se necesitan para hacerlo, se encuentran muy baratas y son muy fáciles de conseguir.

Muchas de las casas pueden ser abiertas por esta técnica, lo que tal vez haya supuesto el crecimiento exponencial de robos a casas ya que son muy fáciles de abrir por este método, por eso, la gente ya está cambiando sus cerraduras a anti bumping ya que, por lógica, si un criminal no puede aplicar antibumping a vuestra cerradura, se irá a donde vuestro vecino, ya que probablemente al aplicar bumping, esta cerradura si abra.

Aunque esta técnica parece fácil de hacer, no lo es así, se necesita de manos diestras y dispuestas, se necesita paciencia y muchos conocimientos y experiencia de cerrajería para que podáis aplicar esta técnica de manera correcta. Si esta técnica no se aplica bien, sea por desconocimiento o negligencia, puede alargar los tiempos de ejecución de la técnica, hacer ruido y alertar a los vecinos y autoridades, es por esto que antes de salir a hurtar, los criminales practican para pulir la técnica y para que no los agarren con las manos en la masa.

Una cosa que desconcierta e la facilidad con la que se encuentran las llaves, si impidieran la venta comercial de esas llaves, el cuento sería otro.

Debéis cambiar la cerradura

Si tenéis una cerradura tradicional y es muy vieja, seguramente no tiene el sistema anti bumping, por lo que, se os hace imperativo que cambiéis de cerradura, ya que los maleantes va a ir a por vuestra casa cuando menos lo esperéis, así que, sí, cambia vuestra cerradura cuanto antes. Mucha gente piensa erróneamente de que, como no tiene cosas de valor, los ladrones no os van a robar, puede que no, pero si os vais a pasar momentos desagradables si un día el criminal está metido en vuestra casa y llegáis en ese preciso momento, os puede hacer daño o a algún familiar, así como puede que os dañe la puerta y tendréis que comprar una nueva.

Si queréis evitar a toda costa que os roben y os hagan daño, debéis invertir en sistemas y dispositivos de seguridad avanzadas, así podréis estar más tranquilo.

Comprar cerraduras anti bumping

Es tiempo de cambiar vuestra cerradura antigua por una nueva, podéis pedirla anti bumping nada más, pero, podréis pedir cerraduras que sean anti taladro, anti ganchos y anti apalacaje. Así os podrás las cosas difíciles a los criminales, así que no escatiméis a la hora de invertir en una cerradura lo suficientemente segura.

Lastimosamente mucha gente no toman en serio la seguridad del hogar, es importante que llaméis a un cerrajero para que os haga un buen mantenimiento de vuestras puertas y cerraduras, y, si no tenéis cerradura anti bumping, pues ve a comprar una y que os la instalen completamente, si queréis duplicar la seguridad, podréis combinar la eficacia de vuestra cerradura con un cerrojo de seguridad, no son muy costosos y aportarán algo más de seguridad a vuestra casa, si vais a comprar uno, que sea con sistema de bloqueo, así lo podrás activar desde dentro y nadie os molestará por las noches.

También podríais probar las cerraduras invisibles, estas cerraduras van a robustecer vuestros sistemas de seguridad y protección puesto que no se ven desde afuera, por lo que los ladrones no tendrán oportunidad contra vuestra puerta, ya os dimos recomendaciones, depende de vosotros si os la aplicáis o no.